empleadoscontenidoCon la aparición de las redes sociales, las personas podemos publicar informaciones en nuestros perfiles de forma rápida y fácil. Ese contenido puede ser positivo, negativo o neutro afectando o no la percepción que tienen los usuarios de nosotros e incluso de terceros.

Detrás de esos perfiles se encuentran empleados de compañías tanto de grandes como pequeñas que pueden publicar informaciones que alteren o perjudiquen a la compañía. La organización puede ver mermada su reputación que durante tanto años ha ido cosechando por un comentario o un mensaje de un empleado.

Para evitar esto, te recomiendo estos consejos que te evitarán más de un dolor de cabeza:

1. Escribe un Código de Buenas Prácticas en Redes Sociales donde se especifique el tipo de información que se puede publicar y viralizar desde tu perfil personal.

2. Dales formación sobre cómo se usan estos canales, para qué sirven y con qué objetivos los usa la compañía.

3. Invítales a participar, interactuar y comentar en los perfiles de la empresa a través de su perfil.

4. Fomenta a qué difundan información de la compañía en sus redes, para que les llegue a su comunidad una candidatura de empleo, los artículos del blog, la inversión en responsabilidad social corporativa, un premio otorgado…

5. Comunícate con ellos de forma abierta, directa y concisa. Es mejor que conozcan de tu mano lo que ocurre a que se enteren por otros medios.

6. Establece un correo o un teléfono para que en caso de duda o no les quede claro alguna información puedan aclararlo rápidamente.

7. Muéstrate transparente. Di la verdad aunque los datos no sean optimistas.

8. No les obligues a publicar información en sus perfiles. Cada empleado tiene sus perfiles con un objetivo. Cada uno publicará aquella información que sea relevante para su comunidad.

9. No prohibas que escriban en las redes sociales sobre la compañía. Establece el tipo de comunicación que pueden publicar si lo desean pero no puedes prohibirles a usarlas.

10.  Síguelos en las redes sociales, así verás lo que publican, cómo lo hacen y la repercusión que tienen lo que comunican.

Si aplicas estos consejos verás como los intereses de tus empleados no chocan con los de la compañía en las redes sociales y no te darán más de un disgusto.

¿Qué tipo de información sobre la empresa en la que trabajas publicas en tus redes sociales? ¿Sigues el perfil de la compañía para la que trabajas? ¿Te han dado formación en la empresa sobre cómo usar las redes sociales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.