personasvalorempresasEl talento es el capital humano que diferencia a las compañías. Esas personas que forman parte de la organización y que con su esfuerzo, trabajo, dedicación y amor por lo que hacen, construyen y trabajan por un proyecto conjunto.

Si la empresa potencia a las personas, tendrá un equipo altamente competitivo, motivado y alegre.

Departamento de personas

Esta semana un amigo me ha contado cómo su empresa fomenta y se centra en las personas. Tanto es así que ellos no tienen un departamento de recursos humanos, palabra que está hasta prohibida mencionar porque no corresponde a su cultura empresarial.

Quedé sorprendida cuando me comentó que las vacaciones correspondían a unidades, es decir, cada empleado tenía 24 unidades de vacaciones y que los viernes y días festivos no contabilizaban igual así como las vacaciones si te las coges en verano por la jornada reducida. Un plan pensado para la empresa pero sobre todo, para las personas que la componen.

En verano existe menor volumen de trabajo así que si te coges las vacaciones en esos meses contabilizas por 0,8 unidades en lugar de 1 unidad.

Existe un plan de estudio y análisis de la productividad de cada persona, en el que se establecen sus objetivos y lo que se espera de él además de evaluar un incremento salarial según cómo está el mercado laboral. Está claro que lo que persigue esta empresa es retener el talento y tener a todos contentos. Aún así había personas que no lo estaban.

Lo mejor de todo es que esta compañía es española, pertenece al sector de Consultoría, donde se realizan muchos turnos y muchas horas. Si el cliente exige más, se le explica que detrás hay personas que dan soluciones a su trabajo y que ellas son las que hacen posible que las cosas salgan tan bien. Una filosofía que comparto y que me gustaría vivir.

Somos talento

Me hace feliz ver que existen empresas españolas que lo impulsan y lo implementan en su política de empresa. Las personas hacen posible que los números crezcan. Sé que es difícil tener a todas las personas satisfechas al 100%, porque cada persona trabaja de una forma y tiene diferentes inquietudes e intereses que cambian a lo largo de su vida.

Que den el paso, que su misión se centre en las personas, en esos empleados que trabajan día a día en la compañía por conseguir sus objetivos y que esta crezca, debería ser un objetivo de las organizaciones hoy en día

No olvidemos que el trabajo es el segundo lugar donde se pasa más tiempo y que crear un ambiente laboral agradable, feliz, competitivo, con metas de superación y que se reconozcan los esfuerzos que realizas, hace que disfrutes de tu trabajo y vayas con alegría cada mañana.

La comunicación con esas personas

Ahí es cuando la empresa genera información para que sus empleados estén actualizados con noticias del sector, establezca un canal de comunicación directa a través de la intranet o por correo electrónico, les enseñe a utilizar las redes sociales como canales para impulsar su negocio y dar a conocer sus proyectos, realicen actividades al aire libre para mantenerlos activados y motivados y desarrollen habilidades de equipo, etc. Y sobre todo, hablar con ellos, conocer su rendimiento profesional, equilibrar su vida personal. Aspectos que le importan y afectan a una empresa más que si sus números crecen de forma exponencial.

¿Conocéis o mejor dicho, trabajáis en alguna compañía de estas características? Anímate y preséntamela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *